The Totalitarian Enemy

Críticas y Reseñas

Dr. Callejas

Quien se interese por el estudio del Totalitarismo  debería primero leer   The Totalitarian Enemy, obra publicada en London, 1940, por el ensayista austríaco Franz Borkenau. Cuatro años antes, en 1936, Borkenau había bosquejado una filosofía sobre la formación del totalitarismo en el libro Modern Sociologists: Pareto, en el cual tomando del autor de marra  usa el concepto de rotación de élite, para demostrar  cómo la clase política  desplazaba del poder a la clase económica. Sobre el entendimiento de la obra de 1940, reseñada ese mismo año por George Orwell, no se le escapaba a Borkenau la situación creada por el bolchevismo y el fascismo cuya problemática social y cultural respondía a la idea de la rotación de élite en virtud del mangoneo cada, vez más progresivo, del Estado en las cuestiones económicas y sociales. Sobre la obra, Orwell aducía:

“lthough this is not one of Dr Borkenau’s best books, it contains a study of the nature of totalitarianism which deserves and in fact needs to be widely read at this moment. We cannot struggle against Fascism unless we are willing to understand it, a thing which both left-wingers and right-wingers have conspicuously failed to do — basically, of course, because they dared not”.

Aunque al final de la reseña Orwell pedía “that Dr Borkenau will write a longer and better book on approximately the same subject” y “the present one, in spite of some brilliant passages, seems to have been hastily written and has faults of arrangement”, no dejaba de notase  la gran influencia de The Totalitarian Enemy sobre la novela 1984, al apropiarse de aquella  hipótesis según  Alemania no se transformaría en Estado Bolchevique después de la Guerra, sino que lo era ya  desde entonces. La tesis Borkenau sobre la estatización del poder sobre la otras ramas de la sociedad y la cultura es omnipresente en casi todas las obras que versan sobre el tema del totalitarismo en el mundo.

Lo que hace novedoso The Totalitarian Enemy no es ser  primus en este tipo de literatura política, sino el enfoque del mismo a partir de la ascetología. Nadie hasta ahora ha hecho hincapié en el surgimiento del totalitarismo como consecuencia del decreto Dios ha muerto. El totalitarismo busca la nueva inmortalidad. El totalitarismo constituye la reencarnación del sarcófago faraónico egipcio deambulando por el siglo XX. De ahí el gran enemigo de la democracia.

El equipo de Ediciones Exodus trabaja para reeditar al castellano The Totalitarian Enemy  en los próximos meses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*