¿Qué es la Patria?

Historiografía

René León

   El sociólogo francés Fustel de Coulanges, en su libro La ciudad antigua, publicado en 1864 nos decía lo que significaba la palabra PATRIA, que nos viene muy bien a nosotros los que vivimos al otro lado de la tierra que nos vio nacer. “La palabra patria significa, entre los antiguos, la tierra de los padres, terra patria. La patria de cada hombre era la parte de suelo que su religión doméstica o nacional había significado, la tierra donde reposaban los huesos de sus antepasados, y ocupadas por sus almas… Este suelo era verdaderamente sagrado para el hombre, estado, ciudad, patria: estas palabras no eran una abstracción, como entre los modernos…”

El famoso filósofo, historiador francés Ernest Renán, decía: “Una nación es un alma, un principio espiritual. Dos cosas que, a decir verdad, no forman más que una sola, constituyen esta alma. Este principio espiritual. La primera se encierra en el pasado; la segunda pertenece al presente”.

Cada día que pasa los recuerdos de la PATRIA nos vienen más a nuestra mente, nos sentimos más ligados a ella, por los vínculos morales, familiares, por lo que ella significa en nosotros. Tenemos que verla con sus virtudes y belleza, olvidarnos de lo que los políticos malos han hecho en ella, destruyéndola, injuriándola. Porque los verdaderos hijos, los sinceros, los humildes, los que la llevan en el alma, siempre la tendrán en el corazón.

Renán vuelve a decir: ¨El culto de los antepasados es el más legítimo de todos, ya que ellos nos han hecho tal como somos. Su heroico pasado, sus grandes hombres; su gloria (la justa y legítima) tal es el capital social, con que se funda la nacionalidad¨.

Para aquellos que hemos tenido que abandonar la PATRIA por motivos políticos, y para los otros por motivos económicos, siempre la veremos a ella, como la que nos ofrecía el calor maternal, su tierra, su fe y la esperanza de un futuro mejor. Cuando la perdemos, lo perdemos todo. Platón, decía: “La patria nos engendra, nos cría y nos educa”. Sófocles: “La patria es la que nos conserva”. Quererla en los buenos tiempos y en los malos, y sacrificar la propia vida, si es necesario. Cómo puede haber libertad sin un gobierno democrático.

Fustel de Coulanges, en la introducción a su libro, dice: “Los grandes cambios que periódicamente se manifiestan en la constitución de las sociedades, no pueden ser efecto de la casualidad ni de la fuerza sola. La causa que la produce debe ser potente, y esa causa debe de residir en el hombre. Si las leyes de la asociación humana no ven las mismas que en la antigüedad, es que algo ha cambiado en el hombre… Hoy ya no piensa el hombre lo que pensaba hace veinte siglos, y por eso mismo no se gobierna como entonces se gobernaba…”

Mi PATRIA es la bella isla del Caribe, CUBA. Esos que dicen que en Miami “que esto es un pedazo de Cuba”. Lo siento, pero están errados. Cuba es Cuba y este gran país que nos abre sus puertas, es nuestra segunda patria. Más cuando cada día vemos que trata de ignorar el esfuerzo de los hispanohablantes en el país, y se trata de tomar medidas contra ellos. March Bloch, dice en su Introducción a la Historia: “La incomprensión del presente nace fatalmente de la ignorancia del pasado”.

José Martí al referirse a disturbios en Key West en 1894, escribía en el editorial del periódico Patria, de Nueva York, el 27 de enero de 1894: “No hay más, cubanos, que aquella que se conquista con el propio esfuerzo…El único suelo firme en el Universo es el suelo en que se nació…no hay hombre sin patria, ni patria sin libertad”.

PATRIA para todos los hispanohablantes, es aquella donde nacimos, donde han quedado nuestros antepasados y nuestros seres queridos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*