María Eugenia Caseiro: Los cubanos somos ese cuerpo del que emerge la voz de la Cubanidad

Convención de la Cubanidad

María Eugenia Caseiro

Los cubanos somos ese cuerpo del que emerge la voz de la Cubanidad. Habla por nuestra boca, camina con nuestros pies, gesticula valiéndose de nosotros, nos habita el gesto y el espíritu, y hasta nos suplanta en el tiempo y el espacio para hacerse escuchar, para que se cumpla el acto de presencia de la Cubanidad en donde quiera que estemos y a donde quiera que vamos.

Voz de confluencias que emanan de un culto secular a nuestra sangre. Por ella corren ríos de un mestizaje pródigo en evocaciones, añoranzas y nostalgias. La voz presencial que late en la cocina y en la mesa, en el arte de la conversación, en la propensión al atesoramiento de cada rasgo de la identidad, en la conflagración de todas las manifestaciones del arte y la cultura, en el acopio de cada instante de la Historia, en la revelación de todo plumazo que anime a poner de manifiesto el fervor por la tradición y la costumbre.

Voz acicate, nos precede o escolta como un amuleto del que no podemos ni queremos prescindir. Y se integra al cuerpo universal con tal distintivo, que puede el cubano adoptar otra bandera y otro acento, pero la voz, siempre en vigilia, siempre a flor de piel, descubre en nosotros ante el mundo, la matriz de un ingenio de símbolos que sólo en el alma del cubano puede hallar el ideal de su patrimonial engaste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*