Destellos al alba (Introducción)*

Filosofía

Andrés R. Rodríguez

El título Destellos al alba hace referencia a la manera en que se han compilado y escrito estos ensayos cortos, al dictado de una musa caprichosa. Es un compendio de aproximaciones filosofantes a una amplia diversidad de problemas de siempre y actuales, complejos, sistémicos, interconectados, globales, rebeldes al encorsetamiento cultural y a las disciplinas del pensamiento. Aunque atañen a todos los humanos, rara vez son presentados de conjunto, y entonces a manera de análisis, no de síntesis, dado que el ser humano moderno está inmerso en una serie de reticulaciones mentales e inmediateces por las que olvida lo sistémico del mundo, lo mediato y hasta lo esencial: que somos producto de integrar sueños, y si ya no lo volvemos a hacer, no saldremos del capullo.

Por la manera en que están estructuradas estas meditaciones, se exponen facilitando que puedan ser leídas fraccionadamente, abriendo el libro de forma aleatoria, un tanto cual caleidoscopio que sugestione al lector. También puede ser leído como un libro que sigue un orden “lineal”.  Mas el índice, como serpiente que se muerde la cola, señala la estrecha interconexión de los diversos temas abordados, pretendidamente duales, pero en verdad sistémicos, lo que se hace evidente al abordar los asuntos desde distintos ángulos, a veces repitiendo cierta idea en varias aproximaciones.

El pensamiento no es recto, ni estático, ni individual, ni ordenado y un ser humano, no puede repetir la misma idea exactamente dos veces y para comunicarse debe acallar u omitir sus propias dudas y alternativas. Simplemente, no somos lógicos y repetitivos, somos humanos y creativos. Por mucho que lo asumamos así para la concertación cultural y la salud social, no existe una lógica. Aunque tampoco nos podemos hundir en la tembladera de ninguna lógica. El ser humano y sus sociedades, tienen que reflexionar al respecto y buscar un entorno de equilibrio mediante la concertación, un acuerdo cada vez mas difícil de alcanzar en grupos humanos mayores, que entonces deberán estructurarse en la Sociedad del Conocimiento para encontrar los puntos de equilibrio futuros. Ser un instrumento para esa propuesta es la intención implícita y explícita de “Destellos al Alba”.

La forma y el contenido están siempre en relación. En éste libro ello es del todo evidente, dado que su estructura se corresponde con su filosofía inclusiva, dubitativa, contestataria, que solo se puede expresar bajo la licencia que permite el ensayo como género literario. Es ésta una aproximación ensayística al holos, al todo y a una cosmología con bases científicas, a la vez que intuitiva, que para nada pretende dar respuestas, apenas resaltar dudas, delinear algunos senderos y establecer un diálogo con el lector.

El libro, pretende expresar mas dudas que convicciones, puesto que refleja situaciones que el intelectual occidental ha sido bastante reluctante a abordar, dado que no lo puede racionalizar y, además, implica largas   discusiones “poco productivas”. Ello es subproducto de la herencia y tendencia racionalista e industrialista que funda el éxito y la preeminencia de occidente, su Revolución Industrial apoyada en la ciencia dura. Esta cómoda y oportunista posición, resuelve problemas materiales, pero no existenciales, en vano trata de postergarlos. Y como destaca el libro, en buena medida la envergadura y agudeza de nuestros actuales problemas globales, es el resultado de su acumulación sin solución.

Desde el intelecto intuitivo de las culturas primigenias, hasta el hombre del renacimiento (Renassaince man), el sueño del aprendiz de brujo fue la sabiduría. Luego, se ha pretendido abordar la vida subdividida en disciplinas, en compartimentos estancos, resuelta por especialistas que no intentan acercarse a una visión sinóptica. Puede que el rumbo originario fuera el correcto y si hemos de encaminarnos a una reordenación mundial, hay que reabrir puertas a lo holístico, a lo integral, a lo intuitivo, a lo global, a sublimar nuestra hechura en un sistema o todo superior. No será de la mano de especialistas (¿tecnócratas?), o de tomadores de decisiones que se pretenden solucionadores instantáneos de problemas muy complejos (¿políticos?), que podamos encaminarnos a una globalidad y globalización que es imparable, pero que sin embargo ocurre con niveles de improvisación asombrosos y peligrosos. Porque la mundialización está ocurriendo a empujones desde pirámides y polos de poder, pero carece de una sólida base filosófica, su metodología es improvisadora y reactiva.

Solo mentes prospectivas, idealistas y holísticas, pueden interiorizar o al menos acercarse al holos, al todo. Entonces, deben replantearse las conexiones profundas dentro de los cuerpos sociales y de la humanidad, que tienen que estar en correspondencia con las conexiones profundas de la Biosfera, de Gaia

Estamos requiriendo de un nuevo Renacimiento, esta vez mundial, otra metamorfosis para emerger hacia un nivel evolutivo superior. Solo una masa crítica de seres humanos educados y empujando en la dirección de la integración global, puede evitar que ello ocurra como sucesivos terremotos y sus réplicas, en los hechos un absurdo subproducto de un industrialismo desbocado que no ha sabido balancearse a la vista de sus propias contradicciones cada vez mas evidentes y agudas, y ha continuado pretendiendo  desmembrar el planeta en nombre del saber, la racionalidad, la producción y la tecnología, creando una cultura epiléptica global, intoxicada de racionalismo reticulado y miope.

Una aproximación a lo holístico con base científica es rara en la modernidad de seres descreídos  y   sometidos a los coletazos de sociedades que han perdido su escala humana y gobernabilidad, no solo por la incapacidad de los gobiernos y organizaciones internacionales de aceptar el reto global, sino también porque los sistemas de educación y más aún las universidades y las academias, se han acomodado en dar información disciplinada, fracturada y facturada, y no a enfrentar el reto en su integridad y profundidad. Nadamos entre estudios, clasificaciones y paper, pero adolecemos de planteamientos comprensibles, abiertos, incluyentes y prospectivos.

Los planteamientos incluidos no pretenden alinearse con posición política previa, ni en una escuela filosófica, ideológica o religiosa. Son reflexiones acumuladas por el autor a lo largo de varios años, en base a su formación científica, en los que median viajes, cambios mundiales, personales, laborales e institucionales. A su vez, son una defensa del derecho a ser reflexivo sin arrodillarse ante “la autoridad”, a guiarse por intuiciones además de escuchar e incorporar en su pensar las verdades disciplinares, sociales o ideológicas que lo han rodeado. Nada asombra que las aproximaciones puedan ser en algunos casos contradictorias y no conclusivas.

El libro pretende aportar criterios que cultiven la reflexividad del lector, porque la solución no dependerá de lo que piense o diga un ser humano ni un libro en particular, y el mismo autor se declara incapaz de expresar con toda viveza lo que piensa o que lo que expresa pueda abarcar un fenómeno tan complejo como el ser y el ser humano navegando por los interconectados laberintos del cosmos.

A lo largo del texto, algunas de las preguntas son: ¿La cultura occidental afincada en el pensamiento racional, su ciencia dura, son suficientes para explicar el mundo, la vida y sin sublimar nuestra hechura, ofrecer un asidero para lo que viene? ¿Puede haber globalización con un pensamiento aún feudal? ¿Tiene el pensamiento que discurrir por caminos ya hollados, y continuar aceptando fronteras entre ciencia, filosofía y religión, o entre ciencia y arte o entre economía y ecología? ¿Puede que las intuiciones de algunos pensadores en el alba de la civilización, ya se acercaran a la solución? ¿Cuándo perdimos el rumbo? ¿Cómo recuperarlo? El que lea algunos pensadores de hace milenios, puede quedarse con el amargo sabor de que todo el tiempo nos hemos estado alejado de la solución, perdidos en nuestra arrogancia Los caminos que convergen y el tiempo tal vez permitirán que algunas de éstas preguntas e ideas merezcan ser recordadas por otros y solucionadas por algunos.

________

*Texto introductorio  de  un libro en proceso del que se adelanta una presentacion….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*