Lidia Margarita Martínez Bofill: Cabalidad es ser tú mismo, donde quiera que estés

Convención de la Cubanidad

Por: Lidia Margarita Martínez Bofill

Cubanidad es un concepto tan amplio y abarcador que resulta casi imposible, en mi opinión, resumirlo. Pero podría decirse que sentir, donde quiera que estés, aunque transcurran los años, esa emoción profunda cuando los recuerdos te sitúan en el espacio/isla, y sientes olores y sabores que te disparan en tiempo y espacio; o cuando de momento una noticia, una imagen, un “deja vu” te conmueve, y el corazón late más apresurado. Cubanidad es sentirse cubano -si no vives en Cuba-  al margen de las condiciones que te rodean en cada momento de la vida, es aceptar una nueva realidad y luchar por ella sin vivir aprisionada en la que dejaste atrás, porque esa condición es inmanente.

En el horizonte cultural en el que desenvolví mi vida como docente e investigadora, el de las artes plásticas, aprendí de decenas de artistas plásticos, pertenecientes a varias generaciones, que lo cubano para ellos era representar su entorno, captar una atmósfera inigualable, intentar reproducir matices incapturables de la propia naturaleza, para distinguirse de los de otros confines del planeta, sin desconocer, sin rechazar lo que acontecía en el mundo.

Cubanidad es llevar dentro de ti adonde vayas, una cultura que resume la de los ancestros, en mi caso, santiagueros, baracoenses y holguineros, pero también franceses y catalanes. Y, sin proponértelo, advertir en ocasiones cual es el origen de un gesto, de la predilección por algo, del gusto por una melodía o por cualquier banalidad que nos rodea.

Cubanidad es ser tú mismo, donde quiera que estés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*