Chano Pozo. La vida (Una excelente biografía)*

Críticas y Reseñas Revista Ekatombe

*Capítulo «Las comparsas del carnaval habanero»

en revista Eka Magazine No. 7.

Libro estará a la venta en la II Convencion de la Cubanidad.

Por: Félix J. Fojo

Las malas novelas se acaban en la primera, y última, lectura. Las buenas novelas viven mucho más tiempo, aunque a veces también se van gastando con el paso de los años. Las grandes novelas son eternas porque convierten a sus personajes en seres vivos, a veces incluso más vivos que los que caminan por la calle, miren si no a los señores Don Quijote y Sancho Panza, por poner solo un par de ejemplos.

Pero… y una buena biografía.

Pues una buena biografía, y una biografía es buena cuando el personaje la merece, la narración es rigurosamente cierta y además está bien escrita, resulta ser como una novela que no se acaba nunca. Y no se acaba nunca porque los buenos personajes, que además vivieron de verdad, siempre guardan cartas escondidas que van apareciendo, poco a poco, después que esa buena biografía nos motivó, a nosotros y a muchísimos otros, a querer saber más y más de las vidas y milagros de los biografiados.

Y eso es justamente lo que me ha sucedido después de leer, y releer y cotejar sobre la marcha, el soberbio estudio que nos ha entregado la periodista e investigadora cubana Rosa Marquetti Torres titulado Chano Pozo. La Vida. 1915-1948, publicado en una nueva y muy actualizada edición (ya les anuncié que las buenas biografías no se acaban nunca) por la Editorial miamense Unos & Otros.

Luciano Pozo González, Chano para los que le conocieron en vida y para la Historia con mayúsculas de la música, es uno de esos artistas que lejos de atenuarse, apagarse con el paso del tiempo, crece. Y crece no solo por las calidades de su arte, un arte bastante menospreciado en su época, sino por los aportes que hizo a la evolución musical occidental. Quien podía predecir que un hombre sin cultura académica y que murió violentamente a los treinta y tres años se iba a convertir en la bisagra de unión entre la música negra caribeña, el tan llevado y traido complejo de la rumba y el jazz norteamericano. Y estamos hablando, no olvidemos eso, de una música, dos más bien, que siguen plenamente vivas.

Chano Pozo no tiene nada que ver con la nostalgia, que es agradable, linda, entrañable, pero que en el fondo no deja de ser algo perteneciente al pasado. Nada de eso, el tamborero y compositor Chano Pozo, aunque muchos no lo sepan, sigue siendo, y probablemente lo sea por mucho tiempo, una referencia imprescindible para entender modas y modos de hacer musicales que están vigentes ahora mismo. Algo que cuesta trabajo decir de muy pocos que cuentan casi tres cuartos de siglo muertos.

Y todo eso es mucho, pero no lo es todo.

El señor Chano Pozo, que parece no haberse dado un minuto de tregua nunca, vivió la vida a toda velocidad y la gastó, la derrochó, como en una novela de aventuras. Al venir al mundo lo tenía todo en contra: negro retinto, feo, violento, casi analfabeto, pobre, con antecedentes penales, proveniente de un país caribeño y subdesarrollado, es cierto, pero supo imponerse a golpes de talento (y a golpes a secas), hacer historia y pasar a la historia.

Uno se pregunta después de leer el libro de Rosa Marquetti como un tipo como Chano Pozo no había sido biografiado desde su primera etapa en Cuba —exite otro libro de Ricardo Oropesa— hace muchísimo tiempo. ¿Sería quizás por todo ese lado un poco oscuro de su vida y su temperamento? Puede ser. O quizás porque nosotros los cubanos tenemos una tendencia innata a dejarnos llevar por la nostalgia y en Chano Pozo, como ya expresé, no hay nada de nostalgia.

Pero la carencia, que más vale tarde que nunca, ya está subsanada. Y muy bien, por cierto, porque en este libro se reunen los tres aspectos que mencionábamos más arriba: un personaje que merece la biografía, no digo yo si la merece, una investigación extraordinariamente rigurosa y una obra escrita con una calidad literaria poco común.

Y aguantando los deseos de ponerme a contar anécdotas de la vida de este tremendo personaje, spoiler le llaman a eso ahora, termino aquí con la recomendación sincera de que lean, y disfruten, este soberbio libro que muy bien pudo haber sido una novela.

¡Que tremenda novela hubiera sido la vida del tamborero Chano Pozo sino fuera porque todo en la biografía escrita por Rosa Marquetti es rigurosa verdad!

Félix J. Fojo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*