Hace 40 años murió Lezama Lima

Literatura y Lingüística Noticias

Un día como hoy, hace 40 años, en 1976 muere el escritor y pensador José Lezama Lima. Intentaba hacer desde la literatura un programa de pensamiento, una forma de vida con el sistema poético del mundo. Mientras Heidegger, el contrincante contemporáneo, decía de la imagen en el mundo, para Lezama la imago cubría la totalidad del mundo. Una forma teológica de la esfera del Uno. Escribió Paradiso, novela que contenía un programa de vida para personas que se vinculasen a una secesión cultural determinada, de corte monacal, bajo reglamentos de una orden.

No creía en la posibilidad del mejoramiento y perfeccionamiento humano sino mediante una forma de vida estrictamente reglamentada, entrenada y disciplinada. Aun, cuando discutía con Nietzsche, Paradiso y el sistema poético de mundo serían, para el teólogo literario y ocultos todavía para el “universo de epígonos”, documentos para una gramática que requiere del ejercicio vital en el mantenimiento de la escritura. En este sentido, la obra de Lezama es la única imagen posible, dentro de la literatura cubana, que se inscriba y se considere como crepuscular caribeño del proyecto nietzscheano de la Gaya Ciencia.

2 thoughts on “Hace 40 años murió Lezama Lima

  1. El asunto -pienso yo- es que la figura de José Lezama Lima, en su intención sistémica de la imagen para el mundo, ni en su proyección poético-filosófica ni en su erudición caribeña de búsqueda universal ha podido ser superado, ni en Cuba ni en Hispanoamérica. En todo caso, Lezama está dentro de un grupo de reducidos pensadores de América Latina (y no digo del mundo, porque ello habría que estudiarlo un poco más), tales como: Jorge Luis Borges (30 años de su muerte), Octavio Paz (a 18 años de su muerte) y, quizás, algún otro que no recuerdo ahora. Y me estoy refiriendo a la literatura contemporánea con cierta vigencia de modernidad.
    Los cuarenta años de la muerte de Lezama hay que recordarlos, al igual que cuando le toque a Borges y a Paz, cada una de sus correspondientes celebraciones, porque ciertamente estos creadores han dejado un vacío enorme no solo en las letras hispanoamericanas, sino además en el pensamiento de una búsqueda humanista y filosófica para la identificación de una gran y diversa cultura continental.

  2. La filosofia de vida del gran (y grande) José Levama Lima no podría ser comprendida y menos acertada, ni siquiera tolerada, por lá impuesta práctica de la intransigencia castrista, hasta el presente auto-reivindicada como “revolucionaria”. Con la fuerza represiva directa y con el estímulo de las bajas pasiones, enclaustrarían a Lezama en su diminuta casa de Trocadero y se ignoraría rampante (o, “revolucionariamente”?) su sistema poético.
    Es lo sucedido con lo más auténtico y frutífero de nuestra intelectualidad. Y, triste además de fatalmente, sigue sucediendo. Ya en la Isla ya en el exterior. Pues el castrismo tiene tentáculos.
    Por eso me preocupa que al merecidísimo rescate de figuras y obras como las de Lezama Lima, Reinaldo Arena, José Luciano Franco, Lydia Carrera, y… Un largo etc., nos demos ya a la tarea de reconocer vidas y obras de muy meritorios intelectuales nuestros, que para suerte de ellos y de nosotros, viven y continúan enriqueciéndo el acervo bibliográfico de la nación.
    Por qué no conceder, ya, el reconocimiento que merece el Dr. Juan Benemelis??? Seguiremos con la luctuosa costumbre de los homenajes post morte??? Esos que, además, permiten poner en “boca” del que ya no está, lo que a otros les resulte conveniente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*