¿Quién podrá salvar a Cuba?

Por: Dr. Callejas

En un artículo de opinión, Solo un Sócrates puede salvarnos, el pensador esloveno Slavoj Žižek pone a dialogar dos perspectivas antropo-filosóficas que durante siglos han pugnados para  ocupar el centro del destino del pensamiento mundial: los que se adhieren a la teoría como un modo de corromper (dinamitar lo establecido) y los que abogan por la normalización (el orden y la gobernabilidad).

En la primera perspectiva, Sócrates, Descartes, Espinoza, Hegel y luego la consumación Nietzsche, figuran como paradigmas clásicos: son  actitudes que corrompen a sus hijos y discípulos. Los separan de las multitudes.

En la segunda perspectiva normalizadora militan  (Platón, San Agustín, neo-kantianos, Marx, Comte) los que se interesan en frenar la primera perspectiva,  restablecer la armonía y convenir el avance teórico con el establishment. En este sentido, toma fuerza en los últimas décadas el restablecimiento de relaciones entre la técnica, la naturaleza y el hombre en base a la  ética para sobrevivir las irregularidades provocadas por el hombre sobre la tierra.

Hasta 1959 en Cuba parece predominar la segunda perspectiva desde antaño:  Varela, Martí, Varona, Ortiz, Mañach,  sostienen una línea recta definida promoviendo el discurso de una ética del equilibrio contrapuesta a la corrupción política: la ética de la cultura, la identidad y la cubanidad. Por otro lado, al margen de los normalizadores, se esfuman los intentos “rompedores” de Lamar Scheweyer, Fernando Lles y Lezama Lima contra la nacionalidad estatizada. Pero como Cuba no parece tener el problema del mundo, el desajuste entre la naturaleza, la técnica y la productividad de la ciencia, sino el problema del totalitarismo, ha surgido allí una tercera perspectiva: el fundamentalismo partidista, que consiste en anular cualquier tipo  de variantes filosóficas y culturales, tanto normalizadoras como corruptivas.

Entonces:  ¿quién podrá salvar a Cuba?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*