¿Post-verdad?

Por: Dr. Callejas

Post- verdad no es lo falso en el sentido corriente.  La verdad es también falsa en el sentido humanista. Siguen sin entender la idea del concepto y cómo opera en la realidad. Es otro proceso de la realidad en los tiempos que corren. Una caída estrepitosamente hacia adelante.  Nietzsche  en Ecco Homo advierte la llegada del  fenómeno post narrativo como decadencia de la cultura humanista. En La crisis de la alta cultura en Cuba (1925), jorge Mañach apuntaba entre los factores de la crisis un fenómeno parecido: “En casi todos los países, y sobre todo en los sajones, está cundiendo la alarma contra la insubstancialidad doctrinal, la pequeñez de intenciones y el exceso de informativismo premioso y superfluo que caracterizan la prensa contemporánea”.

Post-verdad” es el término (existe como tal desde la década de 1940, después de la Carta de Heidegger sobre el humanismo) ideado por la inmediatez para descoyuntar la informacion (el hecho en sí) en partículas extraídas en partes del discurso elaborado y predominante. “Verdad” la  establece a partir del discurso, la narrativa por donde va el lenguaje dominando al hombre y estableciendo la norma. “Pos-verdad” es la rebelión contra la narrativa predominante, la historia de la sustanciabilidad del sujeto. La “post-verdad” surge de la “nada”, de la “nube” y su fuente es inagotable como el libro de las arenas que no tiene principio y fin. Se me ocurre ahora decir: “nací dos veces después de la muerte” y el impacto en la nube de la mente de la gente es tremendo. No hace falta probar el hecho, porque el mismo puede desparecer en la fuente del vacío. Así es como fabrican hoy gran parte de las noticias. El hombre ha pasado a ser, después del humanismo histórico, la plasticidad de un dato numérico y digital….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*