La República egoísta de Fernando Lles

Ángel Velázquez Callejas

José Nodarse estudió en la década del 30 en un libro el pensamiento de Fernando Lles. Cuando hablemos sobre la República de Cuba (1902-1958), no podemos dejar de mencionar la obra de Fernando Lles. De formación autodidacta, Lles  nació en Matanza a fines del siglo XIX  y murió a mediados del XX. Poeta, sociólogo y filósofo, fue uno de los poquísimos en abrazar el pensamiento del autor de Así habló Zaratustra. En uno de sus libros dice: “la esencia humana está determinada por el egoísmo y la ambición, como elementos innatos”. Publicó en 1934 un libro que merece ser leído por todos: “Individualismo, socialismo y comunismo: los problemas de la conciencia contemporánea”.  Pero antes, en 1926, había editado El individualismo: ensayo sobre el instinto y la conciencia. En él hablaba de la instauración de una república donde predominara la competitividad y el rendimiento de los dirigentes más idóneos, más capaces e inteligentes. En La sombra de Heráclito, libro publicado en 1923, deja entrever cierto pesimismo en torno a la política administrativa en la República patriótica y propone:

  1. La creación de instituciones funcionales y territoriales con el objetivo de descentralizar al Estado y sus poderes
  2. Un sistema pluralista que permitiría salvaguardar la inserción del poder del individuo en la sociedad
  3. Negaba el papel rector de la democracia en la formación de la república.

“Examina el contrato social subsistente bajo todos sus aspectos y verás como no hay ni pequeño ni grande egoísmo o necesidad que no se disfrace con el nombre de algo trascendente, religioso, metafísico, subjetivo, digno para ti de hondas e indocumentadas veneraciones”. La obra de Lles pudiera ser considerada el primer intento de la ascetología en Cuba. De modo que, tenemos un pensamiento sobre el egoísmo en Cuba sin dilucidad a fondo. Más que una historia del poder en Cuba en clases sociales, a Lles le interesa   el poder como disciplinamiento, una república para egoístas…….

One thought on “La República egoísta de Fernando Lles

  1. Hay que retomar el estudio del pensamiento cubano, de las filosofías que en la Isla corrieron como secretos surtidores, a la sombra de la colonia y en los espacios que la Iglesia y el Poder fáctico del poder español y criollo permitió. El padre de Cintio, Medar Vitier, lo hizo desde una perspetiva academicista y su hijo desde las entrañas de la literatura. Pero hay que convocar la Historira para articular uno y otro esfuerzo intelectual de ambas personalidades de nuestra cultura nacional, como lo intenó Joel James desde el ensayo y la creación literaria, pRA ELABORA REL CORPUS METAFÌSICO QUE ENVUELVE A LA iSLA.
    .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*