La quinta técnica neo-evangélica de la mejora del hombre: el Trasnhumanismo

Por: Dr. Callejas

Que el hombre constituya un animal técnico, dado a desarrollar culturas y modos de vida, es un fenómeno que adquiere, mediante la observación ascetológica, modos y formas de defensa simbólica ante los avatares de la naturaleza.  Por este derrotero se puede calcular hasta donde las capacidades fitness naturales del hombre han alcanzado el agostamiento y el cierre de   hablar sobre trashumanismo (nueva forma de mejora del hombre). Que el homo sapiem no cuente ya con el reservorio idóneo de voluntad para elevarse a un renglón más sobre el nivel donde se encuentra, parece el hecho no reconocible culturalmente.

Al margen de lo dicho, una observación desde el punto de vista inmunológico advierte que los estados simbólicos y culturales, como estrategias tecnológicas sociales aplicadas al hombre, forman parte del pasado. En el camino hacia nuevas formas de hombres estructuralmente dados a las nuevas circunstancias tale-técnicas comienzan a ponerse en dudas: el hombre es demasiado humano para no darse cuenta hasta qué punto ha llegado el potencial tecnológico dentro del desarrollo de la ciencia y la técnica. Hasta hace muy poco tiempo, la mejora del hombre constituía un desafío puramente  basado en la técnica de crear teorías sociales y culturales. El trashumanismo constituye otra retirada del hombre, ahora del mundo a la tecnología asumiéndola como un modo de vida y como la mejora del neo-evangelismo para inmunizar la vida del hombre.

A través de la técnica tecnológica el hombre se ve defendido de los procesos invasivos a que por siglos has sido amenazado: el miedo a la vejez, a la muerte y a no poder trascender. Quisiera resumir este avance de la técnica transhumanística exponiendo la evolución de las tres fases técnicas aplicadas al hombre: Primera técnica humana: sección espiritual. La conciencia de darse cuenta; el observador se separase del mundo. Surge el hombre ético. Segunda técnica humana: La vida monacal; disciplinamiento religioso y teológico para alcanzar la trascendencia espiritual. Surge el entrenador espiritual.  Toda la literatura que conocemos hasta hoy surge de aquí. Tercera técnica humana: La educación. La escuela sustituyen a los monasterios y el hombre se empeña  alcanzar el saber total. Surge el pedagogo, el maestro como entrenador sobre la mejora del mundo. Todo el que logra leer y escribir se transforma en maestro y entrenador. Cuarta técnica humana: La ilustración. La episteme en función de  la mejora del mundo. Surge el hombre enciclopedista. Surge una nueva  retórica  de los discursos como técnicas aplicada a orientar el hombre en la mejora de sí.

Quita técnica humana: La técnica tecnológica. El transhumanismo. El hombre que se propone  entrenador de sus propias fuerzas atléticas. Hace de la tecnología un modo de vida. Mide y calcula el nivel de energía humana transformada en energía tecnológica. Surge el hombre mejorado en el espacio virtual. Desaparece del esquema mental las tres arcadias por lo que la vida siempre pierde significado y sentido de existencia. La tecnología afloja, para decirlo con Nietzsche, la tensión del cable espiritual. Técnicamente somos ayudados a trasvasar el cable de la agonía existencial. Con la tecnología somos inmunizados del miedo a la muerte y a la trascendencia. Todo el siga hablando del hombre en termino de mejora del mundo social y cultural ha errado el camino.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*