Irrumpen sin ser bienvenidas (Franky De Varona)

Irrumpen sin ser bienvenidas
desafían las pocas horas
huyendo del vil manotazo,
revoloteando sobre los escombros.
Pero a quien le importa una insignificante extranjera
que diminuta invade una cocina
Quizás ella, sea uno mismo
y el golpe que desecha su existencia,
el tiempo.
Pobre mosca que no ha pedido
nacer ni morir
si no sobrevivir un eterno verano
de solo quince días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*