Giordan Rodríguez Milanés: La cubanidad vista desde Cuba

Giordan Rodríguez Milanés

La cubanidad denota el conjunto de resultantes culturales en constante construcción, verificables y susceptibles de generalizar antropológicamente, que identifican a los cubanos consigo mismo, y a los extranjeros con Cuba, sobre ideo-políticas o tendencias eventuales. “Lo cubano”: toda su diversidad y alcance bajo influencias foráneas y el legado originado en Cuba, o la expresión social de los valores y acervos cubanos en cualquier circunstancia y desde cualquier lugar: la Patria, la diáspora. Cierta ensayística confunde la cubanidad con “cubanía”. El término “cubanía” suele soslayar lo considerado, por los ideólogos en el poder, como políticamente incorrecto, contrario, dudoso o que atenta contra la independencia o la soberanía o va en contra de “lo revolucionario” comúnmente confundido con “lo patriótico”. De tal modo la bandera de Teurbe-Tolón, creada por y para los anexionistas, sin embargo, se usó como estandarte por los patriotas mambises, y la ensayística oficialista isleña la define como un “símbolo de cubanía” cuando, en realidad, tanto como la bandera de Céspedes, son símbolos indexados a la cubanidad. Celia Cruz, al universalizar la música popular surgida en la isla, representa la cubanidad tanto o más como le adjudican cubanía a Silvio Rodríguez que, si estrecháramos la mente y nos fuéramos a sus influencias estéticas originadas en el rock, el jazz, la poesía de Vallejo, podría la obra del trovador considerarse alejada de “lo cubano”. De modo que la cubanidad sería aquellas singularidades trascendentes históricas y universalmente favorecedoras de que nos reconozcan, y nos reconozcamos, cubanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*