Franky De Varona: la cubanidad vista desde la otra orilla

Franky De Varona

Es una isla inventada y no nos podemos desatar los que una vez tuvimos la oportunidad de caminar por sus calles, oler el salitre de sus costas, sentir el calor de un sol que no abandona, castiga  y no cede ante el frío que viene del norte.

Fernando Ortiz cuando define qué es ser cubano dice: «Ser cubano son dos cosas; primero, la conciencia de serlo». Pero lo segundo es más trascendente: «Y la voluntad de serlo»,

Es algo intangible, no podríamos compendiar en una frase, se siente, pero solo existe en el alma, allende del alcance de nuestras huellas.

Es una premonición presente en cada criollo, en cada tierra donde llevamos las semillas de nuestra diversa y anti homogénea cultura.

Es el amor a la patria y sus símbolos que dejamos atrás y sabemos que habita en algún crepúsculo.

La encuentras en las montañas del cantábrico, en la Nigeria o en el Benin antiguo, en las islas canarias o simplemente donde exista en espécimen forjado de disímiles culturas, un ajiaco de etnias, formadoras de la conciencia nacional.

No se puede definir pero está en la memoria colectiva, es tan intangible como definir que es la gnosis, la conciencia del ser.

Es un concepto surrealista y a la misma vez poético, todos hablan de ella pero en realidad cada uno tiene un pedazo de su verdad.

Es la sumatoria de todas las experiencias y vicisitudes acumuladas desde los Tainos hasta el último que emigró.

Es algo que escuchas como una melodía lejana pero se mete en tu piel y te cercena el alma.

 

 

 

One thought on “Franky De Varona: la cubanidad vista desde la otra orilla

  1. Sentidas palabras
    Hasta el alma… poeta!
    No soy cubana y no me hace falta serlo, para acompañarte en el sentimiento de destierro, que guarda la otra orilla…
    Gracias por compartir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*