Fernando Lles, liberal de derecha

Dr. Callejas

Unos años antes de morir, el escritor Gastón Baquero dejo testimonio de que andaba interesado en estudiar la figura de Fernando Lles, poeta, filosofo, ensayista, olvidado por la tradición del pensamiento cubano. En una entrevista concedida por Baquero a Laura Ruiz Monte en 1997, el poeta expreso: “Estoy haciendo un trabajo sobre alguien a quien ustedes los matanceros tienen olvidado, escribo sobre Fernando Lles. Las observaciones de Baquero se dirigían fundamentalmente a desentrañar la visión política e intelectual del autor de Individualismo, socialismo y comunismo: los problemas de la conciencia que publicara en una editorial local matancera en 1934. El trabajo de Baquero sobre Lles nunca -que sepamos- se ha publicado. Pero las intuiciones baqueranas, según diferentes textos y entrevistas, apuntan a hacia una contrapartida al pensamiento patriótico independentista de la nación cubana. Indudablemente Baquero, colaborador de un periódico de la derecha cubana como Diario de la Marina, no dejaba de pensar y descubrir en la obra ensayística de Fernando Lles la formación de un pensamiento de derecha.

Las intuiciones desarrolladas sobre un autor sui generis, que apostaba por una sociedad individualista y predominantemente institucionalizada por la propiedad privada, se revelan en Baquero a partir de la lectura del folleto titulado El pensamiento de Fernando Lles, publicado por José Nodarse (amigo de Fernando) en 1939. Cuando hablemos de la República de Cuba (1902-1958), no podemos dejar de mencionar la obra de Fernando Lles, en tanto no podemos soslayar su anticomunismo.

De formación autodidacta, Lles nació en Matanza en 1883 y murió en 1949 mediados del XX. Poeta, sociólogo y filósofo, fue uno de los poquísimos en abrazar el pensamiento del autor de Así habló Zaratustra. En uno de sus libros dice: “la esencia humana está determinada por el egoísmo y la ambición, como elementos innatos”.

En el discurso de ingreso como miembro de número a la Academia Nacional de Arte y Letras en 1926, Carlos Loviera presentó en su defensa el texto Un gran ensayista cubano: Fernando Lles.  En ese documento el autor de Generales y doctores escribe lo siguiente:

“He leído los libros de Lles, releyendo el primero de ellos hasta tres veces. He penetrado en la médula, por decirlo así, de esa obra de fuerte sabor trágico y he revivido con el ensayista cubano el largo proceso de la angustia humana sobre el mundo. Porque esa obra ha despertado en mi espíritu el eco de pensamientos liberal ya algo remotos, que fueron míos y de un grupo de amigos investigadores, de camaradas de cenáculo, que la vida ha regado por ahí; pensamientos sobre cuya conmovedora génesis pasó más de una vez, desconcertada, la ansiedad de mi mente y se agitó con violencia mi juvenil corazón”.

Lles publicó, como se dijo arriba, en 1934 un libro que merece ser leído por todos: “Individualismo, socialismo y comunismo: los problemas de la conciencia contemporánea”.  Pero antes, en 1926, había editado El individualismo: ensayo sobre el instinto y la conciencia. En él se refería a la impostergable instauración de una república donde predominara la competitividad y el rendimiento de los dirigentes del Estado más idóneos, más capaces e inteligentes. En La sombra de Heráclito, libro publicado en 1923, deja entrever cierto pesimismo en torno a la política administrativa en la República patriótica y propone:

  1. La creación de instituciones funcionales y territoriales con el objetivo de descentralizar al Estado y sus poderes
  2. Un sistema pluralista que permitiría salvaguardar la inserción del poder del individuo en la sociedad
  3. Negaba el papel rector de la democracia en la formación de la república.

“Examina el contrato social subsistente bajo todos sus aspectos y verás como no hay ni pequeño ni grande egoísmo o necesidad que no se disfrace con el nombre de algo trascendente, religioso, metafísico, subjetivo, digno para ti de hondas e indocumentadas veneraciones”.

La obra de Lles pudiera ser considerada el primer intento de la ascetología de la derecha cubana. De modo que, tenemos en el olvido a un pensador sobre el egoísmo en Cuba sin dilucidad. Más que una historia del poder en Cuba en clases sociales, a Lles se interesaba en   el poder como disciplinamiento, con una república para egoístas, individuos capaces de moverse en el mercado de la libertad.

Nunca fundó ni perteneció a un partido de derecha, pero por lo que su pensamiento expresa, Fernando Lles debe ser catalogado liberal de derecha y precursor del movimiento de derechas que funcionó en los márgenes de la política en Cuba.

————

Nota del autor: Un equipo del ICCCD trabaja para reeditar varias obras de Fernando Lles en este año.

PROYECTO EXODUS DE OBRAS Y AUTORES CUBANOS OLVIDADOS

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*