Cubanos, post-cubanos: narrando la cubanidad en la I Convención

Dr. Callejas

¿Puede llegar a transformarse la cubanidad en post-cubana exiliada y diasporera? El tema, introducido por el Dr. Alfredo Triff, en la I Convención de la Cubanidad, cobró interés y propició un amplio debate entre los miembros del Gran Panel y el público.

Ahora bien, si el prefijo “post” anuncia una suerte de rompimiento con el pasado cubano es porque el enfoque del mismo se abstrae para evaluar una des-ontologización de la territorialidad de origen y la convierte en una transición “post-cubana” en un nuevo territorio sin perder la “esencia de cubano”.

La “esencia” quedaría, pienso yo, circunscrita a la naturaleza intrínseca de la ascesis de la cultura cubana, cuyas prácticas culturales se repiten una y otra vez a lo largo de los años. Es decir, cambiamos el territorio, el espacio, pero adoptamos las mismas prácticas antiguas en nuevas circunstancias. Desde luego, el espacio no se puede transcultural, pero se traslada, se mueve de lugar, se expande.

En este sentido, “post” significaría también, siguiendo la lógica de la transmisión, un “alius locus”, una espacialidad transformada dentro de una nueva territoriedad. Lo cual quedaría como un espacio duradero, un lugar donde el ser cubano continúa transcurriendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*