Alberto Lamar y Schweyer* (Agustín Acosta)

Por: Agustín Acosta

 

Fue en la terraza. Alberto

Lamar y Schweyer, en la tarde oscura,

era la voz de Juan en el desierto,

tras dos mil años de literatura.

 

¡Cómo sazona el fruto en ese huerto!

¡Como atraviesa el sol esa espesura!

¡Y cómo exhala aroma ese concierto!

¡Y cómo es luminosa esa locura!…

 

Traza ruta a golpe de piqueta:

tiene de explorador y de poeta,

de humanista y prior…

 

Y alguien le ha visto

–¡perdón, Edgardo!— estrangular el cuervo

para rezar una oración a Cristo

y cantar un rondel de Amado Nervo!…

 

___________________

*Poema publicado en el libro Las rutas paralelas, de Alberto Lamar,  dedicatoria de Agustín Acosta

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*